Las Expectativas ante el 6D

Posted on noviembre 30, 2015

0


  
Por Coca,

Llego a mi hogar en Santiago y me consigo con la noticia de la victoria opositora en el país vecino, Argentina. Por fin el Kirchnerismo ha sido derrotado en y la victoria de Mauricio Macri nos da esperanza a aquéllos que siempre hemos vivido en carne propia las consecuencias del populismo latinoamericano, a los que creemos en la sensatez económica. Sin embargo, la siento como una victoria amarga. 

En la mitología griega, la esperanza era vista como un arma de doble filo, era el último de los males que se encontraban dentro de la caja dada a Pandora por los dioses. La esperanza podía darnos fuerza pero también hacernos ciegos a la realidad frente a nosotros. Y, es por esto, que creo importante hablar de la esperanza de los venezolanos y la expectativa a este próximo 6 de diciembre. Nuestras expectativas a partir del siete de diciembre determinarán el futuro del país.

Una parte importante de la vida es saber manejar expectativas. Las expectativas dictan el comportamiento de las personas, quienes a su vez toman decisiones en base a tres elementos: raciocinio, información disponible y experiencias previas. Nuestras expectativas determinan como nos comportaremos hoy y, por ende, como será nuestro futuro.

 El trabajo de un candidato es dar esperanza, es prometer que él puede representar nuestros intereses. El trabajo de un analista es decirle a la gente cuales son las consecuencias de esas promesas y es precisamente eso lo que Homer y yo tratamos de hacer aquí en Opiniones deKantinas.

 Por primera vez en 16 años, la oposición venezolana tiene opciones reales de ganarle avasallantemente al chavismo y por más que traten de llevar a cabo un fraude, perderán. Sin embargo, es importante decir que una victoria contundente de la oposición en la Asamblea Nacional no significará un cambio real en nuestras vidas. En el peor de los casos puede hacernos retroceder en derrotar el socialismo bolivariano. Digo esto consciente de que seré tachado de “apátrida” o “ave negra”.

 Para nadie es noticia que el Poder Legislativo en Venezuela no es realmente “poderoso”. Ésta es una realidad de todas las repúblicas presidencialistas y más en nuestro país. Históricamente el poder legislativo fue débil y el chavismo se encargó de mutilarle toda capacidad de acción.

 De ganar las próximas elecciones legislativas, la oposición venezolana tiene dos alternativas dentro de la Asamblea Nacional. La primera, es convertirse en la piedra en el zapato del chavismo, una estrategia que ya intentó entre los años 2000 y 2005; la segunda, es darle un gran viraje al país con políticas económicas y sociales que traten de salvarnos del desastre chavista. En ambas estrategias, la oposición fortalece en el corto plazo al chavismo.

 La primera estrategia ya la hemos vivido y conocemos como reaccionará el chavismo, empezará a decir: ¿los eligieron para qué? ¿Para qué no gobernasen ni dejasen gobernar? Omitiendo que, en Venezuela, el poder Legislativo está prácticamente castrado y existen de facto 4 poderes: el Ejecutivo, el Judicial, PDVSA y los militares, todos, además, controlados por el chavismo.

 La segunda estrategia, sería más activa pero también mucho más peligrosa desde un punto de vista político pues le permite al chavismo culparla de las consecuencias inmediatas de una política económica sensata. Imagínense una Asamblea Nacional opositora intentando implementar políticas económicas y sociales que desmantelen 16 años de Revolución. Imagínense que la Asamblea Nacional derogue la ley de precios justos, imagínense una oposición intentando desmantelar el control cambiario, imagínense una oposición intentando devolver derechos a los propietarios de bienes e inmuebles. Desmantelar 16 años de corrupción y demagogia sería un shock necesario y urgente, pero un shock a la final que, a decir verdad, no creo que alguien en la oposición quiera asumir.

El chavismo aprovecharía su hegemonía comunicacional para señalar como culpable a la oposición. La oposición queda pues sin poder hacer mucho, pero culpable de todo. El chavismo ante una derrota electoral el próximo 6 de diciembre puede todavía mantenerse con verdaderas opciones de Poder. Y, de ser así, ¿qué haremos nosotros?

Anuncios
Posted in: Sin categoría