Capriles, Santos, Peña Nieto y Piñera

Posted on julio 17, 2013

0


Es importante recordar que en algún momento los pensadores más serios creían que la democracia no era compatible con la sociedad Alemana, Italiana y Japonesa”
Natan Sharansky

One

One

Por Coca, El día de hoy el Presidente de Chile, Sebastián Piñera, declaró en una entrevista por el canal estatal TVN que estaría dispuesto a reunirse con Henrique Capriles si este le solicitase una entrevista. Este  es uno más de los viajes de la Mesa de la Unidad Democrática para encontrar en el ámbito internacional apoyo para el orden democrático del Hemisferio Occidental. La primera ola de estos viajes la realizaron personalidades políticas de la oposición venezolana como lo son Leopoldo López, María Corina Machado y Ramón Guillermo Aveledo. Sin embargo, los que más atención han obtenido por parte de la prensa internacional son los realizados por el propio candidato Henrique Capriles.

Ahora bien, dichos viajes han recibido distintas respuestas por parte de los gobiernos de los demás países. El Presidente Santos, recibió a Henrique Capriles directamente en su despacho, provocando la reacción de los sigüi del gobierno. Reacción parecida a la de los perros que empiezan a ladrar cuando uno camina frente a una casa. Por su parte, el Presidente mexicano Enrique Peña Nieto, temiendo una reacción igual, decide no recibir a Capriles “Porque México reconocía al gobierno de Venezuela”.

Se entiende que Colombia recibiese a Capriles ya que es el país Latinoamericano con el que los venezolanos tenemos más relación. Colombia, no es sólo vecina de Venezuela, sino que mantiene estrechas relaciones comerciales y comparte una misma historia. Relaciones que van más allá de cualquier gobierno. Venezuela y Colombia son naciones hermanas.

Por su parte, la respuesta del gobierno mexicano fue vergonzosa. México, bajo el PRI, fue otrora el gran protector de las democracias Latinoamericanas, en ella guardaron asilo Andrés Eloy Blanco y Rómulo Gallegos. Peña Nieto, decidió abandonar esta tradición. El verdadero motivo era proteger los intereses económicos de México, que espera todavía recibir compensación por la nacionalización de Cemex, como dirían los gringos Good luck with that!

Este cambio en la política exterior de México va de la mano con esa “nueva” visión de Soberanía que reina en Latinoamérica. Aquella de que los países se encuentran aislados y simplemente dar una opinión sobre el vecino es una ofensa. Así pues, llegamos a aceptar dictaduras como la cubana. Nuestros Presidentes, sin importar su orientación ideológica, aplaudían cuando Raúl Castro recibía de manos de Sebastián Piñera la Presidencia de la CELAC y decía en forma de chiste “no se preocupen, sólo voy a estar un año de Presidente”. Latinoamérica perdió tras estos sucesos el derecho a llamarse democrática. Perdió este derecho pues sus países abandonaron la premisa de promoción de  democracia y  libertad, sólo para “no meterse en peos con el vecino”.

Latinoamérica busca mostrarse ante el mundo como “estables” y “unidos”, comenzamos a alcahuetear violaciones.

A aquellos venezolanos que conocemos la historia de nuestro continente, sucesos como el de aplaudir a Cuba o no recibir a un candidato que recibió el 50% del apoyo de sus conciudadanos, nos causan coraje. Venezuela fue durante cuarenta años el gran promotor de la democracia en el continente. Recibía, financiaba y entrenaba a los movimientos demócratas del Cono Sur y de Centroamérica.

Lo que me lleva a la decisión de Piñera de recibir a Capriles. Aclaremos que de recibirlo dijo que probablemente no lo haría en el Palacio de La Moneda, una excelente jugada. Lo recibiría como una visita política más no oficial. Representa para el continente, una luz de esperanza. Piñera le dice a sus homónimos que es tiempo de tomar posturas y no aceptarle los berrinches al guapetón de la cuadra que cree que todo se resuelve a punta de billete.  Este comportamiento debería ser aplaudido por todos los demócratas del continente.

Capriles es un líder democrático y debe ser tratado como tal. No deben caer los políticos de América en el discurso chavista de que la oposición venezolana es fascista. acaso se les olvidó cuando fueron asilados por los gobiernos socialdemócratas y socialcristianos de nuestro país? Se les olvido que comparten una misma ideología? Capriles hoy en día representa a esas mismas corrientes, a las corrientes progresistas.

Ahora solo queda esperar que dirá Michelle Bachelet, apoyada por La Concertación (demócratas y socialcristianos) quien seguramente será la próxima Presidente de Chile.

Anuncios