Admisión sin Exámenes

Posted on mayo 10, 2010

0


Por Homer

Hay cosas que como seres humanos nos mueven de manera profunda, Una de estas cosas es el sentido de justicia, al generar algún tipo igualdad de oportunidades. En muchos casos, ver a una persona por lo que pudo haber sido, en vez de por lo que es en ese momento, se convierte en una tentación muy importante. Más aún en un país como el nuestro donde la desigualdad y la pobreza son la norma en vez de la excepción. En muchos casos estas desigualdades nos incentivan a generar algún tipo de “ajuste” al final de la cadena. En Venezuela hay un caso típico: la abolición de los exámenes de admisión a las universidades.

Efectivamente, la pobreza disminuye las posibilidades de muchas personas de alcanzar su pleno potencial. La mala calidad de la educación, la carencia de sistemas de salud apropiados y la malnutrición son elementos que sin lugar a duda dificultan el acceso de miles de jóvenes a universidades año a año. Algunas medidas buscan tomar en cuenta esta serie de factores para generar un resultado de algún modo “más justo” (entre comillas justo porque lo que quiere decir en verdad es que el resultado sea más igualitario). Un mecanismo para lograr esto es modificar el proceso de admisiones. En vez de pedir que los alumnos presenten un examen, generamos mecanismos alternativos para que la mayor cantidad de personas entren a la universidad. No se excluye a nadie activamente del sistema, pero se generan una serie de incentivos que ponen presiones importantes sobre los resultados.

Podríamos tomar en cuenta el método de algunas universidades venezolanas donde, a partir de unos datos como promedios y otros factores, ingresan directamente algunos muchachos. El problema es que este ingreso en realidad es bastante arbitrario porque no toma en cuenta las diferencias en cuanto a nivel de exigencia de muchos colegios a nivel nacional. Es claro que las buenas notas se convierten en uno de los factores más importante para entrar a la universidad. Una variable que no está del todo correlacionada con mejor preparación, especialmente, si se anula el examen al final de la cadena.  Esto a su vez, incentiva a los padres a inscribir a sus hijos en colegios donde los alumnos reciban mejores calificaciones. Por su parte, los colegios para atraer alumnos deben poner buenas calificaciones aunque los alumnos sean malos. Todo esto incentiva la mediocridad.

A otros se les da el ingreso a la universidad en propedéuticos. Un mecanismo que en la práctica termina siendo bastante similar a estudiar para presentar un examen. La diferencia es que, al tener que contratar más profesores y hacer uso de instalaciones que en muchos casos se encuentran bastante limitadas, se le transfiere de forma obligatoria un costo alto a las universidades. Cuesta creer que un propedéutico pueda compensar suficientemente una educación media y diversificada deficiente y que, por lo tanto, valga la pena hacer este esfuerzo. Por último, los alumnos que vienen de hogares con padres profesionales, de colegios de alta calidad y sin problemas nutricionales siguen teniendo más probabilidades de entrar bajo este esquema.

Lo más triste de todo es que este tipo de medidas reducen la presión a solucionar los problemas donde deben ser solucionados. Mejorando y haciendo competitiva la educación a nivel medio y diversificado. De forma que todos los muchachos puedan competir en base a su preparación académica. La nueva Asamblea Nacional debería revertir medidas como estas. Generar leyes que enmarquen la educación en un sistema competitivo donde todo el mundo tenga la oportunidad desde el principio. Donde los no tan buenos, hablando en términos estrictamente académicos, puedan ser más productivos en su trabajo y los mejores puedan desarrollar su pleno potencial. Con esto se garantizaría que los recursos educativos no se diluyan en un entorno poco competitivo y que enaltezca la mediocridad. Por el contrario, un sistema educativo que potencie el buscar ser el mejor a partir de tu esfuerzo y donde los resultados dependan más de cada alumno que de una medida arbitraria.

Anuncios
Etiquetado: ,
Posted in: Sociedad