De Opiniones deKantinas

Posted on marzo 7, 2010

0


Por Homer

Muchos descubren temprano en sus vidas que lo que más quieren hacer es debatir y discutir todos los días. Ése es el inicio nuestra amistad, amistad que se caracterizan más por las ganas de escuchar, hablar y discutir con el otro que por nuestra capacidad de estar siempre de acuerdo. Coca, Homer y otros grandes amigos tenían discusiones todos los días. La mayor parte de ellas frente a la cantina del colegio que nos vio crecer, donde, de media hora en media hora, intentábamos analizar el pensamiento político de los venezolanos, la ética de la experimentación en animales para aprender biología, entre otros temas diversos.

A medida que íbamos avanzando en el arte de discutir nos dábamos cuenta que nuestras discusiones pasaban de ser bizantinas (una discusión por el mero placer de discutir), a ser discusiones que escondían ideales. Ideales que, verdaderos o falsos, son necesarios para alimentar nuestra sed de conocimiento. Ideales necesarios para generar soluciones a los problemas que nos aquejan como venezolanos día a día.  Como era de esperarse, salimos del colegio y perdimos esa media hora en la que intentábamos construir un mejor entorno todos los días.

Luego de graduarnos, Coca, un joven ojeroso (razón de su sobrenombre), a pesar de empezar estudiando arquitectura, decide cambiar de carrera y construir país en el campo político. Por ello, se inscribió en Ciencias Políticas en la UCV. Se encuentra ya muy próximo a graduarse. Yo, Homer (sobrenombre que se me atribuye por haber tarareado de forma apenas perceptible la canción de los Simpsons en el salón, cuando sufría de una gordura adolescente ya perdida), me inscribí en Economía en la UCAB, de donde ya soy egresado.

Luego de batallas que hemos librado en la política estudiantil, deseamos ir más allá. Vamos a retomar la batalla de lleno en el campo de las ideas. Ideas muy necesarias pero que sabemos, por el gran filósofo Immanuel Kant, sólo pueden aproximarse a la realidad. Por otro lado, ideas explicadas de manera que cualquiera desde una cantina, bar, plaza, universidad, entre otros; pueda debatir. Es por esto el nombre “opiniones deKantinas” para nuestro blog. Sabemos que los idealistas que verdaderamente necesita Venezuela son aquéllos capaces de pasar la sabiduría de los libros, al día a día de los pueblos. Nosotros sólo pretendemos desde acá hacer un modesto aporte.

Anuncios
Posted in: Varias